Detalles Etapa

KMs recorridos
3.117 km
Origen
Ölgii Airport (ULG), Mongolei (Mongolia)
Destino
Ulaanbaatar, Mongolei (Mongolia)

Mapa Etapa

Bitácora: MONGOLIA. PARAISO DE LA BICICLETA.

Mongolia. Por fin!!!!

Hace tiempo que queria pedalear por las praderas de Mongolia. Sabiamos que iba a ser duro, casi no hay asfalto y las distancias son muy grandes. Pero ahi esta la belleza de Mongolia, los espacios abiertos.

El policia ruso nos abrio la puerta, y pasamos de un asfalto perfecto a pistas de tierra. Y el orden en la frontera rusa se volvio caos en la mongola. Justo llegamos a las tres del mediodia, hora que abrian la frontera despues del descanso de la comida. La gente se empujaba para coger el papel que hacia falta rellenar para entregrar en la ventanilla de aduanas, y los guardias no paraban de decir a la gente que hicieran cola, pero ni caso. Aquello era un desastre. Nosotros conseguis que nos pusieran el sello de entrada, nos hicimos los despistados, y para afuera, que ya estaba todo hecho.

En la frontera nos encontramos con Frank, un venezolano de 62 agnos que estaba viajando con su bicicleta. Menudo tio, habia llegado alli sin visa y consiguio que le hicieran una en la frontera. Pedaleamos unos kilometros juntos mientras nos contaba sus azagnas del viaje, pero al rato se le rompio el portabultos casero que llevaba, y lo vimos desaparecer en un taxi-furgoneta.

La intencion era poder extender nuestro mes de visa por 15 dias mas, y asi poder ciclar todo hasta la frontera con China. Pero en Olgi,la pequegna ciudad que esperabamos hacerlo, nos digeron que solo se podia hacer en Ulam Bator, la capital. Cambio de planes. Pedaleariamos 300km hasta Ulamgom, otra ciudad en el norte, y a ver si alli podiamos coger un medio de transporte para avanzar un poco.

Y en el pais del off-road y de las “no segnales”, nosotros sin mapa. Tambien queriamos comprarlo en la ciudad, pero alli no habia nada. Eso era Mongolia.

A los kilometros de salir de Olgi, nos encontarmos un motero parado en el lateral de la pista. Era un norteamericano que estaba recoriendo el mundo con su moto, y se habia quedado tirado sin gasolina. Le prestamos el litro y medio que llevamos normalmente para cocinar, y dijo que se acercaba al pueblo, echaba gasolina, y nos devolvia nuestras botellas de combustible llenas. Nosotros seguimos pedaleando. Al rato regreso con las botellas y el mejor regalo que nos podian hacer en ese pais, un mapa de calidad.

Tras tres dias de pistas, llegamos a Ulamgom. Y conseguimos meter las bicis en un autobus para avanzar un poco y poder ver el centro del pais, que es donde pensamos que estaria lo mas interesante para ciclar. Viendo el autobus, pensabamos que habria asfalto hasta la capital. Un autobus grande, bastante nuevo. Pero a los pocos kilometros el asfalto se acabo, y dio paso a pistas, que para ir con la bici o con un vehiculo todoterreno son perfectas, pero par ir en un autobus durante treinta horas, son un horror, y menos con un asiento para los dos, que nos ibamos turnando. Y el otro como muchos mas pasageros, a sentarse al suelo. El autobus paraba para desallunar, cenar, para bagnarse en el rio, o porque se habia quedado encayado en la arena. Una buena experiencia, pero, para no repetir.

Exaustos del viaje, el autobus nos dejo al lado de Tsaganuur, un parque nacional en mitad de Mongolia. Las bicicletas llenas de polvo, pero intactas, que con esas pistas y los botes que pegaba el autobus era un milagro. Nos despedimos de la gente del autobus. Despues de 30 horas y ser los unicos extrangeros los conociamos a todos. Poner la tienda y a dormir.

Y aqui empezo la Mongolia que tenia tantas ganas de pedalear, el resto no habia estado mal, pero le faltaba el verdor que tiene el centro-norte del pais. Valles inmensos, con pequegnos pasos entre unos y otros, con bosques de coniferas en las zonas altas, yurtas, caballos y yaks era lo que nos esperaba durante los proximos kilometros. Unas pistas perfectas para la bicicleta.

Lugar ideal para el verano, pero nos preguntabamos como podria pasar esa gente alli todo el agno con las yurtas. Nos explicaron que se iban moviendo, cambiando los pastos, y que en el invierno se mudan cerca de corrales que usan para resguardar al ganado. Y a las yurtas les ponen hasta 5 capas mas por encima para aislarlas del frio. Unos treinta y cinco, cuarenta grados bajo cero. Gente muy ruda.

Te con leche para beber, algo de queso y carne, mucha carne. Normalmente carne de oveja, en sus diferentes variantes. Oveja guisada. Sopa de oveja con pasta y algun trozo de patata y/o zanahoria. Pasta salteada con carne de oveja y zanahoria y patata. Y unos raviolis de pasta rellenos de carne oveja. Los mismos ingredientes en diferente formato. Hay tres millones de habitantes en el pais y treinta millones de cabezas de ganado entre caballos, ovejas, cabras, yaks y camellos. Es normal que sean carnivoros.

Y como todos los paises, va cambiando. Poco a poco tiene mas carreteras(muy poco a poco), mas coches, en muchas familias han cambiado el caballo por la moto para recoger el ganado y en la mayoria de las yurtas tienen un pequegno panel solar y la antena parabolica al lado para ver la television. Pero siguen siendo nomadas y muy hospitalarios, aunque puede ser que eso, segun dicen los propios mongoles, tambien esta cambiando.

En Ulam Bator, la capital, hemos podido extender el visado y descansar unos dias en casa de Niam, warmshower.org, que nos ha acogido durante unos dias.

Y ahora ya, camino de China, eso si, por asfalto. La carretera que va de Ulam Bator a la frontera China esta asfaltada por completo desde hace menos de un agno. A si que no tendremos que empujar la bici por las pistas arenosas de la parte este del Gobi. Vamos del pais mas despoblado del mundo, Mongolia, al que tiene la mayor poblacion, China.