Detalles Etapa

KMs recorridos
1.332 km
Origen
Isfahán, Irán (Iran)
Destino
Bandar Abbas, Irán (Iran)

Mapa Etapa

Bitácora: IRAN, HOSPITALIDAD 100%. SEGUNDA PARTE.

Al final nos han extendido la visa por mas tiempo del que teniamos en el visado original. 27 dias mas sobre los veinte iniciales que ya se nos estaban acabando.
Esto nos hace cambiar de planes otra vez y relajarnos unos dias mas en Isfahan. Una ciudad que merece la pena visitar. Alli nos encontramos tambien con otros ciclistas, una pareja de Suiza y una chica de Alemania. Todos han llegado hasta aqui en autobus, porque por el norte del pais decian que estaba nevando mucho, demasiado para ciclar. Nos alegramos de haber venido rapido y haber podido ciclar toda la ruta.
Como tenemos mas dias de los que pensabamos, vamos a ir a la ciudad de Yaz. Una bonita ciudad al este de Iran cerca del desierto.
Para llegar a esta ciudad hemos cogido unas carreteras pequegnas, algun trozo sin asfaltar, y aqui hemos disfrutado de la tranquilidad del desierto. Los paisages son increibles, grandes extensiones de terreno donde la carretera se pierde en linea recta hacia el horizonte. Algun coche pasa de vez en cuando parando sorprendido a preguntar hacia donde nos dirigimos.
Y al atardecer  a montar la tienda, cenar y rapidamente a meterse en el saco que la temperatura baja empicado por debajo de cero grados. Por el dia maximas de 10 grados.
Despues de dos dias en mitad de la nada llegamos a carretera asfaltada a ultima hora del dia. Con mucho frio, paramos en un pueblo a preguntar a ver si nos dejan dormir en la mezquita. Estan de celebracion, y estan representando la muerte de un emam. Todo el pueblo esta en la mezquita para el evento. Nos invitan a pasar y a ponernos al lado de la estufa para calentarnos. Rapidamenta nos ofrecen unas tazas de te y pastas. Todos quieren invitarnos a su casa a dormir, y nos indican que esperemos hasta el final de la representacion que cenaremos todos juntos en la mezquita. 
Despues de la representacion y de los rezos, sacan una tela gigante para separar la mezquita en dos, una para las mujeres otra para los hombres. Unos manteles de plasticos alargados encima de las alfombras y todo el mundo se sienta al rededor de estos, nos indican que nos sentemos, y en breve empiezan a pasar multitud de bandejas con arroz y lentejas guisadas con algo de carne, delicioso. Asi se puede albergar a muchos comensales rapidamente en el mismo lugar, no hace falta ni sillas ni mesas. Al acabar la comida, se recogen las bandejas, los manteles de plastico y ya esta la mezquita recogida otra vez.
 Despues de cenar, toda la gente del pueblo quiere saber sobre los turistas y se arremolinan al rededeor haciendo preguntas, a veces en ingles y otras en persa. Menudo lio. Al rato una de las personas que hablaba un poco ingles y que nos habia dicho que fueramos a su casa a dormir nos dice que lo sigamos que nos conducira hasta su casa. Nos despedimos de todos y salimos de la mezquita. Al llegar a la casa un numero mas reducido de amigos de la persona que nos habia invitado, nos rodea, y vuelta a las preguntas. Son muy curiosos y siempre quieren saber del forastero.
Por la magana nos despedimos y seguimos ruta hacia Yaz. Una vez mas esta gente nos demuestra que son muy hospitalarios.
Llegamos a Yaz, una de las ciudades de adobe mas grande del mundo. La verdad es que la parte vieja de la ciudad es muy bonita. Visitando una de las mezquitas de la ciudad, unos estudiantes nos invitan a su casa a dormir. Son estudiantes de arquitectura y nos ensegnan los lugares mas caracteristicos de la ciudad. Este pais es perfecto para viajar en bici, todo va sobre ruedas.
Desde aqui al dia siguiente nos esperaban varios dias hasta la ciudad de Shiraz, otra ciudad turistica, en el centro/sur del pais. Y por el camino otra vez muestras de hospitalidad por todos los sitios.
Y en el sur del pais, mas de lo mismo. 
Otro dia que preguntamos en otra mezquita en un pueblo cerca de la carretera para poder dormir. Nos dicen que no hay problema, que hay una sala en un edificio contiguo a la mezquita que podemos utilizar. El sitio es perfecto para pasar la noche. Poco a poco se empiezan a acercar los lugaregnos que entraban y salian de la oracion. Unos se iban y volvian otros. Nos preguntaban que si nos hacia falta algo, que si teniamos comida etc. entonces se hizo de noche y se marcharon todos. Pensabamos que dormiriamos tranquilos y nos disponiamos ha hacer la cena, cuando aparece el encargado de la mezquita y nos trae una fuente con arroz y carne. Nos acabamos los platos y al rato aparece una pareja con todo lo necesario para hacer un picnic, perfecto, cenariamos otra vez en compagnia. Acabamos de cenar y aparece otra pareja mas, le decimos que ya hemos cenado, pero no nos dejan denegar la invitacion, y acabamos cenando por tercera vez. Y mientras todo esto sucedia, la habitacion donde estabamos se iba llenando de chavales del pueblo que venian a ver que haciamos (segun el traductor), nunca habian visto unos extranjeros. Asi hasta sumar 30 chavales en una habitacion de 10 metros cuadrados con nosotros las bicis y las maletas, parecia el camarote de los hermanos Marx. Acabamos durmiendo en la casa de Sarja, un chico que hablaba ingles y que nos dijo que los adolescentes no pararian de llegar en toda la noche a hacer de las suyas, que estariamos mas tranquilos en casa de su familia.
Estabamos ya en el sur del pais y el tiempo habia cambiado, ciclabamos en manga corta y se estaba bien cuando parabamos a comer al mediodia. el paisage era diferente y habia segnales de \\\"peligro camellos\\\" en los margenes de las carreteras. Estabamos llegando al Golfo Persico.
Y asi se ha pasado un mes y una semana en Iran, un pais increible. Pero aun me reservaba una ultima sorpresa.
El ultimo dia en Iran, iba tan tranquilo por la carretera  , camino ya de coger el ferry hacia Dubai, cuando de repente levanto la cabeza y veo una moto que viene directa hacia mi, en direccion contraria, sin luces y con poco tiempo para reaccionar. Justo me da tiempo a girar un poco el manillar, pero el choque es inminente. Me voy al suelo y la moto tambien. Me levanto, veo que no me ha pasado nada, pero los dos ocupantes de la moto siguen tendidos en el suelo y veo que les cuesta levantarse. Y a todo esto teniamos que ir a coger el ferry. Levanto la bici para mirar que este bien mientras Carles mira a los ocupantes de la moto. Una de mis alforjas ha salido despedida al medio de la carretera y la rueda roza la bici en algun punto. Carles me dice que los ocupantes de la moto estan bien, lo que les pasa es que van drogados hasta las cejas. El opio es una droga muy usual en el sur de Iran. No se ni como eran capaces de ir en la moto, el que conducia no se ha enterado ni que ha chocado con migo. Miro de poner bien la rueda, me parece que solo se ha roto un enganche de la alforja trasera, y seguimos camino del ferry. Los de la moto no son capaces ni de ponerse la sandalia que se le habia salido. Alli los dejamos. Menos mal que no ha sido nada. Llegamos a tiempo de coger los billetes del ferry y esperar a que zarpara. cambiamos de pais, esta vez en ferry.