Detalles Etapa

KMs recorridos
523 km
Origen
Tsalenjikha, Georgia (Georgia)
Destino
President Heydar Aliyev Embankment, Tiflis, Georgia (Georgia)

Mapa Etapa

Bitácora: HASTA LA CAPITAL. TBILISI

He bajado de la zona del Caucaso a los valles del centro de Georgia. El clima es mas agradable y el desnivel es escaso, así que el pedaleo entre los pequeños pueblecitos es muy agradable. El núcleo urbano de los pueblos es pequeño. Pero al rededor un montón de casas unifamiliares con su pequeño huerto, hacen que se unan unos pueblos con otros. La gente es prácticamente auto suficiente. Frutas, verduras, hortalizas, incluso el vodka se lo hacen ellos mismos.
Y siempre esquivando a las numerosas vacas, que son las verdaderas reinas de la carretera. Se ponen en el medio y ni se inmutan al paso de los coches. Los conductores, acostumbrados, ni pitan, directamente las esquivan a escasos centimetros sin soltar el pie del acelerador. La verdad es que conducen de una forma un poco agresiva en Georgia.

Estos días he cumplido 5 meses y 10000km de pedaleo. Y poco a poco me he ido relajando a la hora de entrar en los establecimiento y dejar la bici sola, y como no, algún día tenia que .
Pare en un pueblo a mirar internet. Quería mirar unos correos y ya estaba, así que deje la bolsa del manillar donde tengo las pocas cosas de valor. Solo cogí la cartera. Era un pueblo pequeño. Que tenia que pasar? Me entretuve un poco mas de la cuenta y cuando salgo voy a dejar la cartera y.... Me falta la tableta , la cámara de fotos y el reloj. Las únicas cosas de valor que llevo. No!!!
Le pregunto al dueño del internet-cafe y me dice que no sabe nada. Miro a los chavales que había en el parque y ellos me miran con cara de, sabemos quien ha sido pero no podemos decírtelo. Le digo al dueño del local que son cuatro personas en el pueblo, que saben de sobra quien ha sido. Y se encoge de hombros. Ya cabreado les pregunto donde esta la comisaria de policía. Y a la que oyen esta palabra, un hombre mas mayor que había en el local me dice que me calme que en 5min tengo allí todo otra vez, que policía no.
Se levanta, habla con algunos que estaban por allí, salen otros cuantos en un coche. Y tras un par de horas de nervios y de tranquilo que en 5 minutos están aquí tus cosas,me devuelven todo. Les doy las gracias y salgo de allí pitando. El cabreo que llevo con migo mismo es monumental. ¡Porque no habría cogido la bolsa del manillar como hago siempre!
Pedaleo pesando en lo ocurrido, y en esas, me paran unos hombres que están bebiendo cerveza al lado de la carretera. Me invitan a un vaso. Son una cuadrilla de camioneros que viven allí . Entre semana duermen todos en la casa de la empresa. Me invitan a pasar allí la noche. La cena la preparan dos encantadoras mujeres que me tratan como a un rey y no paran de ponerme comida delante. Acabamos la noche con unas partidas de domino.Se me han pasado los nervios del incidente del internet café. Ni me acuerdo.
A la mañana siguiente, después de un buen desayuno con la cuadrilla de camioneros, las dos mujeres me preparan una bolsa de comida gigante,. Les digo que como voy a cargar con todo eso, pero me dicen que me lo lleve. Me durara dos días la comida. Que encanto de mujeres.

En vez de ir directo a la capital, me dirijo al sur para pasar por el parque nacional Borjomi e ir a un monasterio excavado en la roca.
El paisage va cambiando de zonas de bosque a zonas semidesérticas y altas mesetas a 2000m.
Se empieza a notar el frío y que las noches son mas largas. El invierno ya esta llegando.

Tras varios días por zonas muy tranquilas, llego a la capital. Mi llegada es por unas carretera s secundarias, pero a la que Me voy metiendo a la ciudad veo que esto es una verdadera jungla Conducen muy rápido y de manera muy alocada.
Menudo jaleo de ciudad. A ahora entiendo porque hay tan pocos semáforos y pasos de cebra.
Paro un día para ve la ciudad e intentar buscar un par de piezas de la bici que me hacen falta. Imposible, las pocas tiendas que me han dicho, no tienen repuestos de casi nada. Ya me lo imaginaba.
Por Tblisi me encuentro con varias personas que he conocido viajando por Georgia. ¡que ilusión! Me gusta ver caras conocidas . Y a otros que no, como a una pareja de valencianos a los que asalto para poder hablar un poco de castellano. ¡que ganas de poder hablar en la lengua materna!