Detalles Etapa

KMs recorridos
254 km
Origen
İpsala, Provincia de Edirne, Turquía (Turkey)
Destino
Estambul, Turquía (Turkey)

Mapa Etapa

Bitácora: HACIA LA CAPITAL DEL IMPERIO OTOMANO

Tras pasar el control griego y cruzar un puente sobre el rio Evros, ya estoy en la frontera turca.
Y cual es mi sorpresa al entregar mi pasaporte para que me den el visto bueno y entrar en el país, que el señor de aduanas me dice que me hace falta un visado. Mi dar tuvo que ser curiosa. ¿Un visado para entrar en Turquia? No tenia ni idea. Menos mal que solo era un tramite para sacar algo de dinero, y el visado se podía sacar en la misma frontera después de pagar 15€.
Ya con todo en regla paso bajo el cartel de Bienvenido a Turquía.
La noche la he pasado en un campo de Girasoles.
 Una autovia me espera para pedalear unos 200 kilómetros hasta Estambul, no hay mas carretera que esta de la frontera griega hacia Estambul.
Primero por el interior y después por la costa, la autovia me va llevando hacia Estambul. Menudo aburrimiento de carretera, menos mal que por lo menos no hay mucho trafico y el arcén es enorme y cicla le en casi todo momento.
La gente parece muy amable y por aquí ya se empieza a notar que me voy acercando a la frontera con Asia. Los rasgos de la gente, la comida...
La magnifica autovia que llevaba estos dos últimos días se ha convertido en una jungla de tres carriles sin arcén donde los camiones y los coches pasan a mi lado a gran velocidad. Esto es un jaleo y según mi cuenta kilómetros todavía me faltan 30km para llegar a mi destino en el centro de Estambul.
Me paro a mirar la dirección que tenia que tomar, y un hombre sala de un almacén y me invita a pasar. Tienen un club ciclista en medio de uNa tienda de nautica y tomando un te charlamos sobre su club y las carreras que suelen organizar por la zona. Y tras varios tes uno de ellos me indica que me acompaña para dirigirme un poco en el jaleo de cruces que empieza a haber.
Tras despedirnos, vuelta otra vez a luchar por no desviarme de mi trayectoria al lado de la linea blanca del borde de la carretera. No hay arcén y los coches me pasan a gran velocidad.
Ya en lo que creo yo que empieza a ser la ciudad, el trafico es insoportable, y menos mal que un ciclo turista turco, me ayuda a seguir mi camino guiandome entre la jungla de asfalto.
Me ha dejado a las puertas de la zona turística y ya es mucho mas fácil seguir los carteles y llegar a la pensión. Menudo cansancio y solo han sido 60km. Mas tarde me entero que entre Estambul y extra radios son casi 17 millones de personas, buff!