Detalles Etapa

KMs recorridos
151 км
Origen
Eshkashem, Афганистан (Afghanistan)
Destino
Unnamed Road, Афганистан (Afghanistan)

Mapa Etapa

Bitácora: EL VALLE AFGANO DEL WAKHAN.

Todo el mundo nos decia que era increible y muy seguro este valle en el norte de Afganistan. Un valle en el que conviven los wajis, los habitantes de la parte baja del valle y los nomadas kirguiz, que viven durante todo el agno en los valles altos, buscando pastos para sus yaks. Un sitio fantastico donde se junta tres grandes macizos montagnosos, el Hindukush, el Pamir y el final de la Karakorum. Un valle extragno donde pastan juntos camellos, yaks y caballos.
Tras pasar la frontera y hacer los permisos que nos llevaron todo el dia de un lado al otro del pueblo, ya estabamos listos para seguir rio arriba y adentrarnos en el valle.
Primero teniamos que recorrer unos 100 km paralelos a la frontera de Tajikistan y luego otros tantos kilometros por el valle del Wakhan. El viaje era de ida y vuelta por la misma pista, pero la gente y el paisaje hacia que no fuera un problema.
Una gente increible, con una mirada penetrante, que siempre te reciben con una sonrisa y un apreton de manos seguido de la mano al corazon dandote la bienvenida.
Los wajis que nos cruzamos se quedan extragnados al vernos pasar con nuestras bicicletas por la maltrecha pista, y desde sus monturas paran para saludarnos y decir de donde somos y a donde nos dirigimos, aqui los coches brillan por su ausencia y algunos se piensan que vamos sobre motos en vez de sobre bicicletas.
La pista esta destrozada y segun pasan los kilometros se va poniendo peor, hasta desaparecer entre la gravera del rio sin saber cual sera el mejor camino para avanzar, pero el sitio es increible. De esos lugares que te hacen sentir pequegno, muy poquita cosa.
Al final de la pista, en el pueblo de Broghil, los yaks esperan al camion que trae provisiones para subir a los pastos de altura, a los diferentes campamentos kirguiz. Es la unica manera de subir alli arriba. Les esperan varios dias de camino hasta los valles altos.
Nosotros que no disponemos de tantos dias, dejamos las bicis y andamos hasta el primer collado a 4200m. Parece mentira como pueden vivir aislados del mundo en una zona tan remota, tan alta y en unas condiciones meteorologicas tan duras. Varios dias de trekking hacen falta para llegar a los primeros asentamientos, pero eso lo dejamos par otra visita. Nuestra visa de Tajikistan sigue avanzando y aun nos quedan unos cuantos dias por la Pamir Higway.
Toca volver de este valle magico.